viernes, 26 de noviembre de 2010

El último guerrero

raudo robo de la luz en la noche..
el alma se corre a los infiernos
cae intensa la ráfaga de fuego
que dejaron los ocasos..
ya nada despierta en la mente
el universo vuelca mieles
que nadie alcanza..
suenan ecos de guerras lejanas
el alma llora en cada niño
el hambre del cuerpo deja huellas..
y en las escasas arcas del dios creador
no hay salvación
las plegarias son nuevas guerras
que nadie vive ya..ni quiere
solo y perdido se levanta
el último guerrero señala al cielo
la victoria esta cerca..

11 comentarios:

María dijo...

Hola...

No me gusta la guerra, amo la amistad, el cariño, las flores, la vida...

Hermosos pensamientos.
Feliz fin de semana y gracias por tu visita desde tan lejos.

Prudencio Hernández Jr dijo...

Hola Maria bienvenida a mi sur..
Nadie quiere la guerra al menos los que estamos con la libertad y la paz.
Bondadoso tu pensamiento..que comparto totalmente
Si muestro una realidad de este momento especial de la humanidad..y todos somos el último guerrero de este mundo y debemos entregar lo maximo para rescatar los mejores valores en donde esten y traerlos de vuelta a la tierra...
Cada uno debe ser guerrero (ser salvador ser dios ser cristo )y salvar su parte buena..para salvarnos todos..algo asi.. dar lo mejor de si cada uno...quizas una utopia un sueño de libertad..pero es un sentir pensando para el bien..
La luz es el bien y nos guía a un mundo mejor..la oscuridad es la vida de los tenebrosos y manipuladores..aqui no debemos caer en la indecisión.
Saludos..

Anónimo dijo...

SEAMOS PUES GUERREROS QUE LUCHEN POR ALCANZAR ESAS MIELES Y BUSCAR LAS SOLUCIONES QUE ESTE MUNDO NECESITA CON TANTA URGENCIA... SEAMOS GUERREROS QUE BUSQUEN LA PAZ Y EVITEN EL LLANTO DE LOS NIÑOS...

BELLO POEMA AMIGO.

UN ABRAZO

claudia dijo...

BUENOS DESEOS PRUDENCIO. La guerra es la más fatal de las plagas humanas, y esa plegaria que nadie quiere.Aunque quede un solo guerrero, tendrá que hacer armas de paz. Un beso amigo, feliz fin de semana

Mercedes Ridocci dijo...

Guerreros infatigables.
"Más vale morir de pie que vivir de rodillas"

Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Prudencio la imagen que acompaña tu poema es inspiradora y mágica...Es en ese momento del ocaso donde el silencio grita y todo comienza a morir de nuevo...Sin embargo,ante la inminente oscuridad el guerrero se levanta muy alerta.Su intuición lo llena de esperanza...!
Te felicito por tu bella síntesis y te dejo mi abrazo inmenso.
FELIZ FIN DE SEMANA,AMIGO.
M.Jesús

P.D:Te felicito por tu anterior poema,secuencias cinematográficas muy bien logradas.Todos perdemos con la violencia.

Noemi dijo...

Querido Prudencio, hermoso poema.
seamos guerreros de la paz para que en el mundo haya igualdad.
es una delicia leerte, escribes y pones pasión en todas tus letras.
besitos para ti querido amigo, que Dios te bendiga y pases un lindo día Domingo lleno de felicidad.

MIMOSA dijo...

El último guerrero, el que clave su lanza en la tierra, en son de paz, sin que ya nadie se atreva a levantarla, el que implore más allá de los vientos un nuevo despertar, con luces, con colores, con risas, con sabores, con música en los labios, creando el verde a su paso.
Precioso poema Prudencio.
Dejo mis besos alados llenos de un poco mejor, para ese mundo mejor.

Mar dijo...

La victoria está cerca... Tendremos que ponernos todos manos a la obra. Ser guerreros para que, en cada niño, el alma no vuelva a llorar más...

Buenos sentimientos, Prudencio.
¡Qué bonito lo has plasmado y qué imagen más bella has elegido!

Besos.

Charo Bustos Cruz dijo...

He abierto éste blog, con el fin
de publicar algunos de los poemas
de mi libro "Horas Lentas".
Quisiera compartirlos contigo, que tienes
un gusto exquisito por la poesía.
Te dejo mi invitacion, deseando una hermosa amistad a futuro.

Saludos cordiales...

_Charo Bustos Cruz_

http://sentimientospoesia.blogspot.com/

MIMOSA dijo...

Gracias!!!Se cual es ese sentimiento, sólo basta una mirada, ojalá algún día yo la encuentre, esa, que mira directamente a los ojos y se fije en la hermosura que llevo dentro, no en la exterior.
Preciosas son tus palabras, por hoy las haré un poquito mías.
Dejo por siempre mis besos,ya convertidos en los de mujer.