martes, 24 de mayo de 2011

SIEMPRE

La noche fijó tus ojos lluvia..
pequeña reflejomirada
corta el cristal y la niebla..
el ecopiel de los dos amanece
las horas de labios dormidos
despiertan a la sensación
de haber traspasado un beso..
las miradas buscan
esa curva del deseo..
que las sombras balancean
piel a piel de labios resecos.

20 comentarios:

claudia dijo...

Los labios dejarán de estar resecos cuando puedan tocar la curva del deseo, allì donde siempre amanece...Besos amigo

Mixha Zizek dijo...

Prudencio, es un poema fuerte plena de sensaciones que siento al leerte. y en especial hay una imagen que me encanta "..esa curva del deseo",
besos

Mercedes Ridocci dijo...

Yo subrayo estos versos:

"las horas de labios dormidos
despiertan a la sensación
de haber TRASPASADO UN BESO"

Me encantan tus metáforas de pasión y de nostalgia.

Ananda Nilayán dijo...

La piel propia se inmanta con la piel amada y la alquimia de los sentidos toma el mando.
Prudencio, es un poema que deja electricidad :)

Besos

MAJECARMU dijo...

La piel y el sentimiento siempre unidos en el horizonte de la vida.Una preciosidad de poema,donde las letras forman unidad con la esencia del ser y nos sorprenden por su arte.
Mi felicitación y mi abrazo siempre,amigo.
M.Jésús

Taty Cascada dijo...

Labios resecos de tanto besar, de tanto expandirse en las carnes. Labios que de tanto entregarse se quedan solitarios y desgastados. ¿No es ese acaso la cúlmine del amor, la entrega absoluta, la renuncia a nuestra propio ser?.
Un abrazo Prudencio.

Juan L. Trujillo dijo...

Cuando amanece, la lluvia pone
lágrimas en los cristales, las sabanas arropan suspiros y los labios se resquebrajan de deseos.
Y la vida vuelve a las andadas a la espera de nuevos besos.
Un abrazo.

Piel dijo...

Me encanta eso de "piel con piel".
Está precioso el poema.
Un abrazo grandote.

Alicia María Abatilli dijo...

Esta manera que tienes de escribir, Prudencio, hace que mi alma vuele lejos, rompa el silencio y se abrace a un posible que se cerró hace tiempo en un jamás.
Alicia

MAJECARMU dijo...

Prudencio,gracias por el video,lo acabo de ver y me ha encantado,ojalá Eduardo tenga razón y los jóvenes estén inspirados por los dioses y sean la semilla del nuevo mundo,que comienza a gestarse.
Mi abrazo siempre,amigo.
M.Jesús

Susana Inés Nicolini dijo...

¡Estupendo! un poema arrollador. Me encanta tu modo de decir. Que placer es leerte, amigo.
"la noche fijó tus ojos lluvia"...¡Todo dicho!
Estupendo, repito!!!
Un abrazo desde Buenos Aires

Pato dijo...

La noche fijó los ojos de la lluvia y humedeció tus versos.

Besos!

Jessenia dijo...

¡Cuántos besos apasionados! para quedar esos labios resecos ...

A seguir disfrutando de esos besos.

Abrazos

El Sentir del Poeta dijo...

Querido Prudencio
Poeta del amor, la pasión abraza tus letras.

las miradas buscan
esa curva del deseo..
que las sombras balancean
piel a piel de labios resecos.

Maravilloso Poema.
besitos para ti querido amigo, que Dios te bendiga.

Poemas del Alma dijo...

Querido Prudencio, acá estoy leyendo otra ves tu poema, me encantó.
besitos para ti querido amigo, que Dios te bendiga.

Marián dijo...

Precioso... los poemas que dicen mucho más de lo que dicen me encantan...amo las sutilezas...y...
También de algunos de sus comentarios...
Un saludo.

María dijo...

Miradas que traspasan el deseo
cuerpos que se buscan
pieles que se encuentran
labios que se unen...

Bellísimo este post así como la imagen.

Mi aplauso, admiración y un beso.

PD.- Mil gracias por lo que compartiste en mi blog sobre la felicidad, muy interesante y que uno de mis lectores comentó alegando ser muy enriquecedor, gracias Prudencio.

MIMOSA dijo...

Siempre
la noche regresa a nuestras orillas,
siempre sigilosa busca
un beso olvidado de unos labios dormidos
el deseo en tu deseo de miradas furtivas
que acusan las sombras de tu piel y la mía.
Precioso como siempre amigo mío!!
Mientras pueda, seguiré contestando a tus versos con los míos, pues sabes que sacas de donde ni yo lo consigo, je,je,je.
Un abrazo bien fuerte!!!!

Ranita Azul dijo...

La pasión de los enamorados es siempre sed y no sólo se sacia del momento, aunque mantiene siempre la necesidad de colmarse de nuevo en cada instante...El amor pasional es una fiera agazapada tras las sábanas.

Un buen poema y me ha gustado.

Saludos. Elisa

Yastoiaqui dijo...

Mucha sensualidad, la lluvia y la piel, te llevan a un cuarto cálido donde el deseo es el que todo lo llena. Bonitas letras, Quién habló de aburrimiento?. Un saludo.