sábado, 1 de octubre de 2011

Muerte y vida en Madrid

Este cuento lo escribí  hace 5 años. Me llamó poderosamente la atención cuando sentí las noticias  anoche en la tv,  que en una Iglesia de Madrid había ocurrido una catástrofe; enseguida lo asocié con este cuento..y fíjensen las paradojas de la vida, o las situaciones tan similares entra la ficción y la realidad.

La mano del loco.

Presumía  entre nubes la noche de su soledad. Era aterrador el pensamiento suicida de su decisión. Su mano acariciaba el acero bruñido de un arma. Por un momento sintió el sudor frío de su frente que en gotas implacables le traían desesperanza. Su boca seca tragaba la indignación, y su voz gutural solo era un eco seco sin palabras. Clavaba la mirada en el luminoso de un pasacalle, y los colores apagados marcaban lo descuidado de su presencia. El cigarro bizarro en sus labios, la barba rubicunda y las arrugas brillosas, tomaban colores y hasta alegraban el gesto adusto mediático de terror. Toda la noche merodeando la zona que lo vio crecer. Su cabeza no lograba despejarse, su dios lo había abandonado, lo había dejado en las calles, le quitaba sus sueños, y hasta su comida. Su mente se iba cerrando agolpando heridas, hasta que la última  determinación asumió todas sus ideas despojándolo de su poco raciocinio...y se  lanzó puertas adentro disparando su arma insaciable. Nada lo detuvo solo el altar; se arrodilló por última vez, elevó su vista, ya no tenia pensamientos; el caño frío acarició sus labios y el plomo de una bala no dejaría más huellas de su miserable vida.

Prudencio Hernández Jr (c) 2006

Muerte y vida en Madrid.



La vida es un instante...la muerte también
dos corazones se detienen..en la casa del Señor
la madre y el hijo soñado..heridos de muerte...
ya no se respeta la fe..ni el rezar en silencio..
la locura se desata en la casa del Señor..
en plena nave de la iglesia...madre e hijo fetal..
tendidos esperan la muerte..en la casa del Señor
una bala con destino mortal..pudo con una vida..
en el vientre de la madre aún vida!!!..
premura.. desesperación en la casa del Señor...
la muerte nadie la detenía la muerte no espera
manos humanas llegaron..a la casa del Señor
abrieron aquel vientre muerto portador de vida
y un niño sintió en el aire la vida..en la casa del Señor.


Toda la crónica cruel de un momento (video)
http://www.lasexta.com/sextatv/alrojovivo/madrid_pendiente_del_asesinato_en_la_iglesia_de_sta_maria_del_pinar/269883/5351

Asesinato en una Iglesia de Madrid
http://blogs.periodistadigital.com/dialogosinfronteras.php/2011/09/30/el-asesinato-en-la-iglesia-de-madrid-nos


15 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

vida y muerte, la realidad siempre nos superará !!
intensos textos ambos, como ha de ser para expresar la fuerza arrolladora de esos extremos tan sabido por nosotros

Noticias como las que nos compartes son pan nuestro y en aumento parece

un abrazo grande,pasa un finde especial lleno de energías compartidas
desde el sur paralelo:)

Ananda Nilayán dijo...

El asesino este encima va y se suicida, qué te parece??? Se lleva porque si la vida de una mujer, otra está muy grave y el pobre niño también está muy grave.
Y lo peor es que pasa más cotidianamente de lo que creemos.
Prefiero quedarme con tu cuento y creer momentáneamente que esto es una ficción.

Besos

Ananda Nilayán dijo...

Bien Prudencio, acabo de leer tu mensaje.
Una mente rota??? No lo creo. El tipo este tenía un piso en una zona muy lujosa, no trabajaba ahora, tenía una orden de alejamiento de su pareja con la que tiene una hija y a la que intentó agredir cuando estaba embarazada y otros delitos.Dicen que tenía depresión.
Estuvo entrando y saliendo de la iglesia preguntando las horas de misa.
Alguien que hace esto debe estar muy frustrado con la vida.
Y en una iglesia??? lo mismo quiso castigar(se) a Dios por su vida.
A mi me entra un mal rollo por el alma que ni te digo.

Un abrazo

Luján Fraix dijo...

Qué increíble Prudencio la locura humana, ese momento terrible, esa decisión atroz.
La imagen me supera, cuántas veces hemos escuchado historias parecidas acá en Argentina.

Tu relato magistral.

Un beso

Gladys dijo...

Que triste y cruel echo de esa pobre madre y su hijo una cruda imagen para tan inocente criatura.
Besos amigo que tengas un feliz domingo.

Marinel dijo...

La realidad,para desgracia nuestra en tantas ocasiones,supera la ficción, la paraliza,la encoje hasta incluso diluirla entre sus tortuosas manos...
Qué terribles sucesos...qué mentalidades terribles e inhumanas se yerguen en los caminos...
Besos.

Taty Cascada dijo...

Es difícil intentar entender las reacciones humanas, porque cada vez se alejan más de la racionalidad.¿Qué decir?, que la locura de la sociedad nos hace permeables a seres como este, y como miles que andan respirando y caminando en nuestras calles y ciudades. Cada vez temo más por mis hijos y por su descendencia. ¿Cómo explicar lo inexplicable?, la verdad es que la realidad supera miles de veces recargadas series de televisión y cine.
Un abrazo Prudencio, como siempre tus relatos y tu apego a temas contingentes, van de la mano.

MIMOSA dijo...

Las separa un simple suspiro, la muerte y la vida van cogidas de la mano, se miran a los ojos y se echan un pulso constante
Esta realidad es escalofriante, durísima y me pregunto una vez más ¿qué pasa? ¿Qué está pasando? ¿Qué pasó por esa mente humana para llegar a jugar con la vida de otros? ¿Qué le lleva a uno a dar esos pasos?
No sé lo que está pasando, pero en ocasiones quisiera que sólo fuese un sueño, una película condensada y no la más triste de las realidades.
Besos mi querido amigo.

merche marín dijo...

Que tristeza tan grande y tan sin sentido. Ha sido escalofriante leer tu texto como si de una premonición se tratase, supongo que te habrás quedado de piedra.
Ojalá hubiese estado en las manos de alguien haber evitado este horrible crimen.
Un abrazo.

Carmen Silza dijo...

Se me ha encogido el alma...Que horrible,como se ponen las cabezas!!...Que tengas un buen comienzo de semana..

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Macabro y doloroso. Son noticias que golpean y avergüenzan, así de simple.
Un abrazo.

Rayén dijo...

Un hecho sin explicación lógica.Que pena por la madre y por el bebe, que llega a un mundo tan loco.

Te dejo mis saludos y que tengas una buena semana.

MAJECARMU dijo...

Prudencio,efectivamente la realidad y la ficción del cuento se hermanan.La vida y la muerte,como el sacrificio de Cristo en el altar,se ofrecen en ritual,en ese lugar sagrado,donde todo toma sentido,aunque no lo parezca...Dios mira,acoge misericordiosamente todo lo vivo y lo humano,no tiene culpa,el hombre decide su destino.
Mi felicitación por tu reflexión siempre humana,profunda y solidaria,amigo.Mi abrazo inmenso.
M.JESÚS

Mercedes Ridocci dijo...

Tu texto es muy bueno. Muestra el abandono y la desesperanza en la que el ser humano puede llegar a vivir para llegar a tomar este tipo de decisiones.

Lo de Madrid ha sido terrible.

Un abrazo
Mercedes

Cinarizina dijo...

Hola Prudencio, es realmente impresionante la similitud de tu escrito con el hecho real sucedido en Madrid hace pocos días...lamentable por cierto...
Me recordaste a Julio Verne...
Recibe mi afectuoso saludo y un abrazo.