jueves, 1 de diciembre de 2011

Lo siento Maestro

    El olvido no pudo hacer su trabajo. Hoy sabemos que eran del Pedagogo y Periodista fundador de Marcha, desaparecido en la Dictadura Militar del Uruguay en 1977, Maestro Julio Castro, los restos encontrados hace un mes en un predio militar  bajo 1 metro cuarenta centímetros de tierra. Lo más lamentable es que fue secuestrado y torturado durante solamente 3 días e inmediatamente ejecutado. 34 años después, esta noticia hoy nos invade de emociones encontradas.
Siempre se pide, se manifiesta , se usa como caballito de batalla y en distintos órdenes de la vida, que no podemos estar atados al pasado. Pero en el caso de detenidos desaparecidos la memoria colectiva no puede perder el contacto con la realidad y la actualidad, por que desde el fondo del ser humano, siempre se busca JUSTICIA.  Esta noticia produce conmoción y tristeza, pero a su vez es un momento de reflexión y de búsqueda más profunda de otros casos que aún el tiempo no ha podido tapar de tierra, sí de rabia sí de impotencia, de una época que nunca más queremos volver a padecer. Seguiremos buscando la verdad.
Solamente pido, como ciudadano de esta tierra solidaria del sur, una oración y un: Lo siento Maestro.
Brilla en la noche eterna tu voz..
tu presencia Maestro.
Llenaste de vida los momentos
y hoy frente a tus restos..
queremos ser más Orientales
y amar más a ésta tierra bendita
creciendo..regada con tu sangre...

desde el día que desapareciste .


Otros enlaces  importantes para conocer vida y obra de Julio Castro
http://www.juliocastro.edu.uy/

http://www.analisis.edu.uy/monografias/juliocastro_betemps.pdf

19 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Lo siento por él, por todos, por cada uno.
Lo siento, lo siento, lo siento.
Alicia

Prudencio Hernández Jr dijo...

Hoy es un día especial para el ser Oriental..hoy la verdad se acerca a golpear nuestras puertas..
Lo siento..lo siento ..lo siento

elisa...lichazul dijo...

la historia nos hermana más aún en estos hechos, América morena tiene muchos pendientes con los derechos humanos, difícil tarea para la señora Justicia

sentido y hermoso homenaje Prudencio
Felicitaciones, la voz del poeta se hace grande y universal cuando en sus creaciones la injusticias se denuncian y se hacen memoria viva

besitos y luz

Endless Love dijo...

Son sentimientos que nos unen, hay muchos casos que se repiten en nuestros países.
Un abrazo desde Colombia

Cinarizina dijo...

Hola Prudencio...repito contigo: ¡Lo siento maestro! Es una realidad triste, también en mi pueblo, treinta años después muchas madres siguen preguntando dónde están las tumbas de sus hijos, pero nunca se sabrá, muchos quedaron en las profundidades de la montaña.
Recibe un afectuoso saludo y mi abrazo fratrno.

MAJECARMU dijo...

Prudencio,desde España,también me uno a tu homenaje solidario:
¡¡LO SIENTO MAESTRO!!
Por él y por todos los que han sufrido la injusticia y la locura del odio humano.
Mi gratitud por tu sensibilidad y tu amor a tu tierra y a tus gentes.
Mi abrazo inmenso y feliz fin de semana,amigo.
M.Jesús

ArteDeAmar dijo...

Porque tienen que pasar tantas injusticias en la vida? También en mi país cada año hay violencia pidiendo justicia por lo que se creyó justo algún día , pero que murieron muchos inocentes.
Bello homenaje haces Prudencio, te felicito.
Besitos de Arte.

Juan L. Trujillo dijo...

Compruebo que la injusticias y los interesados olvidos, también se repiten en la "otra orilla".
Esos que hablan de no remover el pasado, seguro que el día de difuntos, llevaran flores a los mausoleos de los suyos, rezaran jaculatorias y se darán sonoros golpes de pecho.
Mientras los "perdedores" buscan por las cunetas los esparcidos restos de los suyos.
No se puede olvidar la injusticia y menos los que la siguen sufriendo.
Un abrazo.

enletrasarte(Omar) dijo...

Y todavía la Suprema Corte de Justicia nos decía que eran delitos comunes y prescribían, ¡terrible!
son asesinatos de lesa humanidad y no admite otra cosa que ejercer justicia y castigo sobre los culpables.
Desde mi consternación, un saludo para vos

Cristina dijo...

El pasado vuelve al presente y la justicia siempre está latente.
De a poco se aclararán muchos casos, te mando un abrazo desde el mismo sur.

Gladys dijo...

Un sentido homenaje amigo no conozco a ese señor pero que triste historia la de el.
Besos feliz fin de semana.

Taty Cascada dijo...

Querido Prudencio:
Siempre he pensado que para cicatrizar heridas y dolores pendientes en la memoria de la Historia de un país, se debe tener siempre la verdad. Desde esa visión clara, abierta y respetuosa, se puede lograr la calma y la aceptación de lo vivido ...Tenemos con tu bello patria hechos comunes, tristezas que nos han hermanado por circunstancias políticas similares; por eso ya sabes muy bien que te entendemos, porque nosotros también lo hemos vivido. Ojalá que ahora que sabe más de la muerte del maestro, logre reposo su alma, descanse su familia, y una pieza más se agregue al tablero de la historia.
Un abrazo para ti.

claudia dijo...

Hola Prudencio: hay tantos muertos desaparecidos esperando justicia. El pasado necesariamente en estos casos debe ser actualizado en la memoria de todos.Un abrazo, desde mi país que espera también no volver a padecer nuevamente esas "plagas del poder"

stella dijo...

Es realmente tremendo que en la historia pasen hechos como estos que hoy lamentamos, me uno a tu homenaje Prudencio
Un abrazo
Stella

Mercedes Ridocci dijo...

No debemos perder la memoria jamás.
Sólo ella nos salvará del olvido.
El olvido ciega a los hombres.
Si los hombres están ciegos, la humanidad está prisionera.
Romperemos las cadenas con el arma de la memoria.

Un abrazo.
Mercedes.

Beatriz Salas dijo...

Querido Prudencio,
cómo te entiendo y como aborrezco la crueldad y la maldad tan dura y sin razón.
Te acompaño en ese sentimiento tan triste pese al tiempo transcurrido y que de nuevo se ha hecho presente.
Un cálido abrazo.

Lobo dijo...

Es terrible que el pueblo y en este caso también el maestro Julio Castro hayan vivido semejante barbarie, semejante injusticia. Desconocía su figura y su trabajo de alfabetización.
Gracias por hacernos conscientes señor Prudencio.
Moisés Cañizares Jiménez

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

¡Lo siento maestro! Todos lo sentimos, maestro Julio Castro, todos nos avergonzamos y clamamos justicia ¡jamás perdón a sus brutales asesinos!
Saludos.

Marinel dijo...

Me parece tan aterradora la capacidad de las personas de dejar de serlo!
Me produce tanta desazón, saber de lo que somos capcaces con una guerra de por medio.
A pesar de que no siempre sean de la opinión de los que ordenan,los que cumplen la misión de destrozar un ser humano,de torturarlo y ejecutarlo...para mí, que dejan su humanidad colgada de sus malos actos para siempre.
Quedan vacíos de alma...
Lo siento de corazón por éste vuestro compatriota y por todos aquellos seres que murieron de manera parecida y por los que desgraciadamente...morirán.
Besos,Prudencio, perdona la extensión.