miércoles, 8 de febrero de 2012

11 comentarios:

Osvaldo Rene Alberto dijo...

Un tema que marcó un hito en el rock nacional argentino, es un clásico. Levanto mi copa por el "Flaco Spinetta" que esta pasando por un problema complicado de salud.
Un abrazo Prudencio.

Cristina dijo...

Hola mi bello amigo del sur! Hermosa música, gracias por compartirla.
Te dejo un abrazo desde este rincón del planeta que parece que se incendia de tanto calor!

Mis Daisy dijo...

HAY CUANTOS RECUERDOS!!!! ME HAS TRAÍDO AL ESCUCHAR ESTE TEMA... ROMANCES DE MI ADOLESCENCIA,QUE AUN ESTÁN...GRACIAS POR ESTE POST QUE LE HAS DEDICADO A SPINETTA.ES LAMENTABLE QUE YA NO ESTE. PERO SEGURO QUE EN CADA UNO DE NOSOTROS TIENE ALGO QUE HA DEJADO..BSOS

MAJECARMU dijo...

Una bella canción,sin duda.
Como bella sigue siendo tu solidaridad y grandeza interior,Prudencio.
Te dejo mi gratitud y mi abrazo de sol madrileño.
BUEN DIA,AMIGO.
M.Jesús

Alicia María Abatilli dijo...

Comenzamos bien este jueves.
Gracias, hacía mucho que no lo escuchaba.
Lo tarareaba siempre.
Luego me cansaba de escucharme y quedaba en silencio.
Un abrazo, Prudencio.
Alicia

fus dijo...

Un buen tema, hacia mucho que no lo escuchaba..gracias por recordarmelo.

un fuerte saludo

fus

Liliana G. dijo...

Qué casualidad, yo también publiqué en Facebook esta canción en homenaje al Flaco Spinetta. Allí recordaba con nostalgia que hace más de treinta años los jóvenes de aquellos tiempos esperábamos escucharla para bailar
lento :)
Estas son canciones que no se olvidarán nunca.

Gracias, Prudencio, por compartirla aquí.

Un beso.

Prudencio Hernández Jr dijo...

Hola amigas y amigos gracias por sus comentarios, quise dejar un homenaje solo con su arte, sin palabras sin adornos, despojado de todo..y solo sentir al Spinetta mágico, que siempre brilló con su arte..y que se fue de esta vida como cualquier mortal..y seguro está atravesando otros mundos en búsqueda de más horizontes. El flaco Spinetta se fue ayer de esta vida, pero vivirá en ésta vida para siempre.
Vivió todas las etapas del rock, desde las baladas con Almendra, al pesado con su Pescado Rabioso. Tenia la rara sintonía de conjugar (ahora todo es disperso y cuanto más disperso mejor) no solo música y poesía, sino que era partidario de la integración humana, tenia esa visión sideral de que todos eramos, somos y seremos uno; de que valían sus ideas tanto como las de cualquiera; que todos teníamos un lugar digno en este mundo, y defendía la intimidad suya y de su familia y entorno, como defendía las de los demás. Dejó su huella músical y de poesía como ninguno, sus canciones-obras podrían ser perfectas poesías sin la música. Tenía una rara habilidad para adaptarse a las épocas en esas etapas distintas de su vida que iba madurando, él evolucionaba desde sus principios sicódelicos hasta las baladas intimistas. El Flaco dejó escuela de buena música e interpretación. Spinetta tenía ese sentido de orientación hacia ese mundo mágico que estamos conectados muchas veces sin saberlo, pero él hizo de ese lugar poesía donde no la podía haber, sabia doblar la esquina de los sueños y la realidad y allí encontrar las palabras justas que siempre llevaban su toque de emoción única, que nos trasmitía con su arte.
Le deseo un viaje a otros estados donde el Flaco también encontrará la vuelta a las cosas que encuentre.. para disfrutarlas.
Gracias.

María dijo...

Hoy no tienes texto, dejaste un vídeo, me quedo viéndolo.

Un beso.

Luis Nieto del Valle dijo...

Y yo lamento no haber conocido a este autor hasta el día siguiente al que murió. Un amigo argentino, triste ese día, me estuvo enseñando vídeos y compartimos un tiempo escuchando su música. Lamento esta pérdida.
Un abrazo

Papámba. dijo...

Que buen tema Prudencio! Me lohabía olvidado. Es lo que tiene la distancia, que te hace luchar contra el olvido aunque no quieras.

Un abrazo grande,