sábado, 13 de octubre de 2012

A 40 años de la tragedia De los Andes.




Con ansiada alegría  se acariciaba el candor,
Estremecía la majestuosidad de las montañas nevadas
a la espera del triunfo,
copas y honor,
emblemas patrios, escudos,  banderas flameando ahí,
a la espera de acariciados  sueños sin fin.

Llega el día aquel, familias, amigos,
novias, hermanas,
los deseos de la buenaventura y…  ¡a volar!
que el cielo es nuestro y  propia  la inmensidad,
montañas, quebradas y montes nos envuelven en la hermosura
embelesados mirando
tanta pureza  y  blancura.

Festín cargaban en sus blancas almas,
se respiraba algarabía
Chile anhelante los  esperaba,
de Uruguay con amor 
cantando la arenga,
entregada en el azul blanco y rojo 
en  su estrella solitaria con  todo su esplendor.

Un soplido….
el silencio,  
la estampida,
vidas destrozadas,
el blanco teñido de rojo,
ellos con el alma quebrada.

Dónde estamos?
los lamentos se escuchaban,
rearmándonos ante la tragedia,
buscando el eje en  la inmensidad, 
las manos se extienden necesitando  un hado, 
nada queda,  hielos eternos,
el frío nos congela la voz,  
también la piel,
– que haremos Dios….! que haremos!
nos soltaste de la mano mi Señor,
que solos nos sentimos  hoy..!

Y la noche se hizo eterna, entre sangre y dolor,
mutilados sueños y cuerpos  entre hielo y sopor,
buscando a tientas más vidas,
la incertidumbre nos cubre…. OH Dios!


Y llega aquella mañana bendita,
luego de eterna caminata,
agotados, sin fuerza,   casi sin vida
el arriero escucha la llamada,
con voz jadeante…
el grito del amigo llega,
extendiendo  sus manos generosas al instante,
 la luz nos envuelve y acoge
¡hemos nacido de nuevo
Dios nunca nos abandonaste!

Poema escrito por Paula Obregón (Chile) y Prudencio Hernández Jr. (Uruguay)

Este es un poema que realizamos en 2011con Paula, maravillosa persona, que no he sabido más de ella.
Nos conocimos por internet cuando ella padecía una grave enfermedad..y tuvimos muchos años de intensa amistad. Hoy quiero homenajear a los sobrevivientes y a los que murieron allí, en la tragedia De los Andes, y a ésta mujer chilena que tenía un corazón inmenso.. y decirle:  Dónde estés..que Dios te tenga en la gloria eterna, y que te llegue por siempre mi te quiero bella amiga.

Para conocer algunos de sus poemas les dejo su blog: Atardeceres

Este era su poema favorito:

Nosotros, los perecederos, tocamos los metales,
el viento, las orillas del océano, las piedras,
sabiendo que seguirán, inmóviles o ardientes,
y yo fui descubriendo, nombrando todas las cosas:


fue mi destino amar y despedirme.

de Pablo Neruda

Enlaces interesantes sobre el Milagro de los Andes
Sitio oficial:
www.viven.com.uy/ 
http://www.abc.es/20121013/archivo/abci-viven-tragedia-andes-201210110852.html

Un vídeo (real) sobre el accidente 
http://www.youtube.com/watch?v=e9RmTURr79w 

Los secretos De los Andes
http://www.youtube.com/watch?v=xIMe0paz-SU&feature=related

 
La Pelicula "Viven" (en español)





Lo que dejó la tragedia:
Te enseña, que por más que parezca que no hay esperanzas, hay que seguir luchando.





11 comentarios:

Lichazul dijo...

es un hermoso homenaje y un recorrido por la historia contemporánea , la supervivencia, los lazos que se hacen y la esperanza como bandera al tope

desde Chile un abrazo Prude y felicitaciones!!!
es un poema precioso



Sara O. Durán dijo...

Un suceso que quedó para siempre en el recuerdo de todos. Voy a ver los enlaces que nos regalas. Hace unos días pasaron en la TV una de las películas (no sé, pero supongo que habrá varias) qué experiencia tan fuerte.
Un abrazo grande.

Marinel dijo...

Por aquí nos lo han recordado también, y es que, cómo no recordar tamaña tragedia y tamaño valor!
Jamás sabemos las pruebas que nos depara la vida y ésta,fue una por la que tuvieron que pasar de manera imprevista y cruel un grupo de personas.
Actuaron de manera valiente,arañando la vida como fuese y es, a todas luces,emocionante saber de aquello que pasaron, de su vuelta,de su ganar la batalla.
Un hermosísimo homenaje y tu amiga,esté donde esté, seguro que se siente feliz de haber tenido tu amistad.
Besos.

Taty Cascada dijo...

Y la naturaleza quiso que esa cadena de montañas blancas y rocosas; que nos acompañan desde que alzamos la vista por primera vez. Allí quiso Dios, el destino, que varias almas descansen para siempre, y otras lucharan por la vida con la fuerza y convicción de los que aman la vida. De esos hombres que recordamos llegar en el helicóptero de rescate, flacos, barbudos, aprendimos que el ser humano no tiene límites -si se propone un objetivo-, y ellos anhelaban vivir y rescatar a sus amigos que quedaron en los restos del avión.
En cuanto a tu amiga, ella está aquí, en la inmortalidad de las letras.
Un abrazo Prudencio querido.

Verónica C. dijo...

Un hermoso homenaje a la suprevivencia, al tesón, a la fe, a la superación.
Ya hace 40 años y el recuerdo sigue intacto en las mentes de quienes vivimos la noticia.

Hiciste un gran poema con Paula.

Besos

Luis Rodriguez dijo...

Hermoso homenaje, que va más allá de los protagonistas, sino que eleva el enseñanza entre la tragedia. Esta historia será contada desde diferentes perspectivas, desde cada oportunidad comercial que se presente pero cada aniversario o evento suma al mito alrededor del sucedo. Se agregan datos, se amplía y se alimenta y potencia el acto de supervivencia. Me quedo también con tu reflexión final. Saludos y un abrazo

Juan L. Trujillo dijo...

Hermoso poema. Han pasado cuarenta años y todavía me emociona el tesón y el amor a la vida de estos supervivientes.
Llevas razón, amigo, hay que seguir luchando, aunque parezca que el partido está perdido.
Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Prudencio,nos dejas un bello y tremendo poema,verdadero homenaje a unas vidas enfrentadas a la crueldad del destino...Realmente hermoso y sentido,amigo.
También me ha conmovido tu amistad con Paula y te diré,que Paula está cerca de ti,también te recuerda...El amor es energía,que no muere cruza espacios infinitos y se encuentra de nuevo.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu cercanía y buen hacer.
M.Jesús

fus dijo...

Todo un homenaje a una de las mayores tragedias y un gran recuerdo a la amiga Paula que un dia marchò hacia otros caminos.


un fuerte abrazo


fus

PiliMªPILAR dijo...

Elo homenaje a los que padecieron tamaña tragedia llega al corazón.
la película, sobrecogedora.
Imposible pasar por alto semejantes trágicos acontecimientos que impactaron al mundo entero.
Un fortísimo abrazo

Mercedes Ridocci dijo...

CONMOVEDOR, ¿que mas decirte que no te hayan dicho los demás?

Un abrazo grande.