viernes, 29 de abril de 2011

El adiós

pesará la calma en la arboleda de mi mirada..
arremolinará la pena..la soberana carcajada..
la tristeza al buzón incompleto..no llega..
se pierde la luna en los matorrales...
y la muerte tiñó los pastos ingratos..
qué fue de aquel olor de vejámenes olvidados
de aquellos días que la luz doblaba rejas..
dónde la santa misa retumbaba
esquiva de los buenos sentimientos..
qué fue de la aurora que soñamos
y aún sale con rocío esperándonos
fuimos atardecer de luna llena en un guijarro..
que rodó por la calle cuando el adiós nos alcanzó
para dejarnos solo el sabor del pasado..

19 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

Ese agrio sabor a lo que ya no es pero pudo ser...
Hermosa entrada, Prudencio.
Escribes y llegas profundo.
Te dejo un abrazo.
Alicia

Pato dijo...

Un poema melancólico, no sé si soy yo o es esta noche, pero encaja perfecto con esta hora del día, un día que termina.
Besos.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Prudencio:

El sabor del pasado queda tras el adiós.

Abrazos.

AomaraLuz dijo...

Un espacio sumamente interesante!
Vengo de un blog amigo para quedarme, si me lo permites.

Saludos, Foto y Luz

Ananda Nilayán dijo...

Qué diferente se ve y se siente todo cuando el desamor y la tristeza se instalan. Qué fue de todo aquello que juntos miraron y soñaron???

Besos, Prudencio, buen fin de semana

Taty Cascada dijo...

Prudencio:
Tu estilo es diferente y eso es lo que admiro, la forma con que abordas las temáticas...Cuando llega el final de algo tan amado, nos quedan los recuerdos para bien o para mal, a veces dañan y tememos. Odiamos la memoria porque no nos permite continuar, sólo el tiempo es amigo del adiós.
Un abrazo.

Puri Martins dijo...

No creo que sea posible analizar un poema así.. sin perderse en cada una de sus expresiones y mascarlas lentamente para poderlas sentir en su completa magistralidad. Desde la incultura de mi ser..puedo decir que la profundidad de tu verbo, sobrepasa la frontera de la simplicidad que como aficionada tengo y soy...pero déjame decirte Prudencio, que cuando los ojos y el alma sienten a la vez..cuando se paladean las mejores palabras en un poema...una no puede menos que sentirse infima ante tí....y felicitarte por tui explendida composicion lírica. Despues esta la mujer...que siente algunas de las palabras en la piel....y creeme..son como el rocio...que empapa y una desea sentir siempre:
Un saludo especialemte sensible, eres magistral!!

MIMOSA dijo...

Hay tanta pesadumbre en tus palabras,
una pena que subyace entre ellas,
una tristeza que se arremolina en volandas, una quietud que parece serena.
Siempre llega el adiós, dejando regados recuerdos y sueños incompletos por realizar, y más cuando es la muerte quien tiñe los pastos de dolor.
Un abrazo

Fali dijo...

Hermosa y sentida entrada. Saludos Prudencio.

Uka. dijo...

Hermosos y tristes versos,quizá melancólicos y de nuevo hermosos.
Un abrazo.

María dijo...

Nuestras vidas están hechas de llegadas sospresivas y adioses atemperados en la forja inevitable de un tiempo que nos controla y llena de pasados.
Tú, poeta... dejas ese adiós colgado en la imagen de una pena, en la luna perdida entre matorrales, en el recuerdo de una aurora soñada... En fin, en el recuerdo amargo de un adiós que hiló en pasado.
Me encanta leerte Prudencio, porque aprendo de sentimientos y de verdades.
Un besote desde mi tierra, caldero de primaveras.

Juan L. Trujillo dijo...

Hay metáforas que son poemas con apariencias de verso.
Es el caso de ese, "aquellos días que la luz deoblaba rejas"
Es usted un gran poeta.Espero que me admita como admirador.
Un abrazo.

claudia dijo...

cuando nos alcanza el adiós, dejamos el corazón en otras manos. Muy impresionante la imagen que ilustra tu poema. Un beso

Mercedes Ridocci dijo...

"fuimos atardecer de luna llena en un guijarro..
que rodó por la calle cuando el adiós nos alcanzó
para dejarnos solo el sabor del pasado.."

Un final perfecto para un poético adiós.

Un abrazo
Mercedes

Bárbara dijo...

..todo queda en la nada,la cosa vacia,desertica..
ufff que imagen más cruenta!!!

besos para ti Prudencio..
y buen comienzo de semana..

Beatriz Salas dijo...

Bravo!
Un abrazo, amigo.

Ricardo Miñana dijo...

Estimado amigo, estos días parece que estan realizando pruebas en el servidor Google, y han aparecido muchas cosas raras, entre ellas mis 2 blogs aparecían como "eliminados" despues de varios intentos logre entrar en mi blog pero posteriormente vi con sorpresa y decepcion que se habian borrado muchos enlaces de blogs que seguia, entre ellos el tuyo, lo comunique a Google pero aun no me han respondido, no me queda mas remedio que ir detectando los que se borraron y volver a seguirlos,
disculpa la molestia.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

El Sentir del Poeta dijo...

Querido Prudencio, bello y triste poema.
el sabor del pasado puede convertirse en olvido o simplemente en algo que esta pero no duele, el tiempo tan generoso hace maravilla con esos recuerdos que hoy duelen y mañana quizás nos robe una sonrisa.
No te aplaudo porque se que noo te gusta pero escribes maravilloso.
besitos para ti querido amigo, que Dios te bendiga.

MAJECARMU dijo...

"Fuimos atardecer de luna llena en un guijarro,que rodó por la calle cuando un adíós nos alcanzó..."
Preciosas imagenes plásticas,preciosa inspiración,amigo.
Mi felicitación y un beso,Prudencio.
M.JÉSÚS