viernes, 17 de agosto de 2012

Fue ayer

Este sur ensangrentado
se ha cruzado en mi camino
saña de una mano
que no dejó vivir a la otra..
alucinante camino de gotas
que se retuercen en el aire..
Que inútil el silencio
no dejó oír ni un gemido..
el aire enrarecido..
se fugó como si nada
y volvió a salir..
no quería dejar la vida.

Que muralla no se rompe..
que vidrio no se vuelve frágil
si la mano busca la salvación y no la muerte.
Y envuelta en la nube de la cordura..
se perdió el hilo de la vida...
se alcanzó el sudor de la locura
se hizo noche el futuro..
pero se encendió apenas una luz
de un relámpago..que siguió siendo vida..

17 comentarios:

Lichazul dijo...

intenso poema y directo como bala
este sur sigue sangrando por tantas heridas pendientes sin duda
feliz fin de semana, mil gracias por tus huellas

abrazo

Carmen Silza dijo...

Profundo el poema Prudencio, esas heridas sangrantes, esperemos que curen algún día.Que tengas un excelente fin de semana.

Verónica C. dijo...

Siempre hay un relámpago que viene a iluminar o a sacudir, cuestiones, si, de vida.

El sur siempre sangra, esté dónde esté, más o menos sangra.
El mío también.

Un poema profundo. Me gustó mucho.

Besos

Sonia dijo...

Combate en tu poema la vida, que es luz, relámpago que se enciende a pesar de los territorios señalados.Alguna vez el futuro será un amanecer. Abrazos amigo

Lapislazuli dijo...

En sur sigue sangrando, y ese relampago nos sacudira porque estamos vivos
Un abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

Ese Sur cada vez se va extendiendo más y más hasta llegar a abrazar el infierno.

Besos, Prudencio.

Jessenia dijo...

Al final siempre hay una luz que te guía cuando has perdido la esperanza.

Un abrazo

Vicente Rubio dijo...

Profunda poesia amigo mio, las letras en rojo producen mayor intensidad a la dureza de tus versos.
Un abrazo desde Valencia

Oz dijo...

Hola Prudencio, he llegado a tu blog a través del de Inma_Luna y me ha gustado mucho. Felicitaciones y saludos desde:
http://leyendas-de-oriente.blogspot.com/

soy beatriz dijo...

Hola querido Prudencio, amigo de la otra orilla, que poema tan profundo, doloroso pero bellísimo. Lentamente estoy volviendo tal vez con la frente marchita ja...
Ojalá tus cosas estén bien, que Prudencito Jr. esté creciendo feliz.
Un abrazo gigante y espero sea hasta pronto!!!

stella dijo...

Intenso, directo y doloroso, te felicito Prudencio por este gran poema
Stella

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola Prudencio, hace tiempo que no paso a verte.
Me impactaron tus versos, tú también denuncias la injusticia. yo espero ver ese relámpago que nos siga dando vida.
Mil besos para ti y tu esposa
Sor.Cecilia

Google dijo...

Me encanta tu blog, espero sigas así,yo también me considero un blogger aunque no a tu nivel todavía, espero no te importe que deje mis blogs para que la gente de tu blog pueda visitarlos, me despido desenadote mucho exitos.
______________________
Te invito a visitar mi blog
VIDEOS MUSICALES. org

Cristina dijo...

Hola Prudencio...letras que intentan ser sobrevivientes de la vida misma, trasmiten mucho.
siempre es un placer pasar a leerte, te dejo un fuerte abrazo y te deseo un hermoso fin de semana!

(A pesar del tiempo que no deja de llover)

Mercedes Ridocci dijo...

¡Que buen poema, Prudencio!
¡Que fuerza de imágenes! Transmites la sangre de la injusticia, pero con ese relámpago de esperanza!

Un beso.

Lichazul dijo...

gracias Prude por todas tus huellas, estuve revisando y ya he comentado los anteriores, así que para no ser repetitiva

te dejo un abrazo y feliz semana

Ceciely dijo...

Hola Prudencio...después de una larga perdida vuelvo a rondar la esquina...Qué fuerza de este poema... conciso , pega como un rayo que después de la destrucción vuelve a dar vida.

"Que inútil el silencio
no dejó oír ni un gemido..
el aire enrarecido..
se fugó como si nada
y volvió a salir..
no quería dejar la vida".

un abrazo y regresaré...