miércoles, 15 de agosto de 2012

Lo perfecto y el error.


Lo perfecto sueña con lo integral..
busca la luz que no lo sacrifique.
Rigurosamente liso o al detalle
hace delirar al creador..
inunda las formas con la certeza..
solo un razonamiento directo
maneja a la perfección.

Dentro de tanta ansia por lo mejor

se esconde lo imperfecto..
es la espina clavada en el temeroso
en su sueño de la perfección.
Parece pedirle revolcándose de dolor
vivir la imperfección..
vivir el momento improvisado..
sentir el error.

8 comentarios:

María dijo...

Hacía tiempo que no te leía, y hoy he vuelto a saborear tus versos perfectos y sin errores,, un placer estar en tu blog.

Un beso.

Sara O. Durán dijo...

Un contraste de gran significado... Me encanta!
Un abrazo como si la misma MM te lo dejase.
Vi tu defensa, eso es pasión, lo demás no existe.

Carmen Silza dijo...

Por desgracia siempre hay algún error, pero en tu poema no lo encuentro, perfecto...un beso Prudencio.

Verónica C. dijo...

La imperfección nos hace buscar la belleza cuanto menos.
El error nos hace sabernos amplios e inmensamente vulnerables. Luego hay veces que nos amargamos por ello y otras, nos levantamos y aprendemos.
Vivir el momento, Prudencio, ese efímero momento es el perfecto y sabio.

Besos

Cristina dijo...

En el sur no hay imperfecciones,tu luz impide el sacrificio...y el creador es perfecto.
Mi querido Prudencio, me pusiste las neuronas a pensar con tu inteligencia, te dejo un abrazo desde el mismo sur, húmedo y lluvioso!

Luis Rodriguez dijo...

Perfecto, verso simétrico y de valor opuesto en cada una de las dos estrofas. Muy equilibrado y muy potente. Me hizo pensar en los conceptos de Apolíneo y Dionisíaco, por algún motivo, opuesto o el deseo de algunos hombres de ser un poco el opuesto. Saludos

María dijo...

Hola amigo.

Hace tiempo que ando escasa de eso, de tiempo. Pero hoy he paso por aquí para leer un poema precioso. Me gusta mucho.

Besos y feliz día.

Lichazul dijo...

perfecto e imperfecto
extremos de la misma hebra
el punto medio es donde todos nos alcanzamos

abrazo