jueves, 10 de abril de 2014

Piel de espera...

Si fueras brisa
si corrieras de norte
a sur...por mis calles
si cruzaras salvaje
las esquinas
en un día cualquiera..
te sentiría en el perfume
de los jazmines..
en la marea que viene
del mar y sueña a sal.
Como si fuera viento de tu aliento
eres brisa de Montevideo
que me refresca de cuerpo entero..
que se esconde en el calor..
en las sombras de la tarde..
para en la noche reaparecer
y refrescar mi piel de espera..
.

6 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Querido Prudencio:
¡Qué gusto saber de ti amigo!, ya me contarás de ti, de tu vida. Es tan hermoso saber de amigos con los cuales se ha compartido ruta bloguera, que reencontrarlos vale una copa de mi generoso vino chileno. ¡Salud por ti Prudencio!.

De tu poema, decirte que es un agrado leer sensualidad en un hombre, con los ingredientes justos para provocar el deleite. ¡Bienvenido poeta!.

Un abrazo desde mi sur, que tiembla en noches de luna...

Marinel dijo...

Hacía tiempo que no te leía, pero veo que sigues conservando intactas la lozanía de tus letras, la poética como bandera de tu sentir.
Hermosa poesía.
Besos.

Sneyder C. dijo...

Hola Prudencio, hacia tiempo que no nos encontrábamos por este mundo bloguero, me alegra saber que siguen vivas tus letras y con la misma fuerza apasionada de siempre.

Bienvenido de nuevo.
Un cálido abrazo

Mª Jesús Muñoz dijo...

Bienvenido de nuevo,Prudencio...Llegas con la fuerza de la pasión en tus letras, con ese perfume de los jazmines y la brisa del mar en tus letras, amigo...Un hermoso y sugerente poema,que nos trae amor y esperanza.
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu buen hacer.
Feliz fin de semana, amigo.
M.Jesús

María dijo...

La brisa acaricia las pieles desnudas y las miradas abrigadas de amor.

Preciosos versos, amigo Prudencio, un placer siempre leerte.

Un beso.

Fanny Sinrima dijo...

Hola, Prudencio, he venido a ver si habías publicado algo nuevo.
Me gusta este sensual poema y otros que te he leído.

Por los comentarios, deduzco que vienes y te vas, como el viento, así que volveré otro día a ver si los vientos del sur me son favorables y encuentro un poema.

Un abrazo.