lunes, 7 de noviembre de 2016

Poesía del tiempo que pasa

Ha vuelto la herida del tiempo que agazapado
deja surcos en mi rostro...desempareja mis huesos..
anula la cercanía en mis ojos..
aporrea mis pies de tropezones..
aparco la nostalgia entre malvones..y dolores..
a mi alrededor el tinutis tanguea a su manera..
mi voz se hace grito no escuchado de rebelión
se conforma el último intento de amor 
con roce de pieles..sin ti
ya nada te trae..solo el gorgeo escondido 
de inexplicables vivencias
y tu voz que se acomoda en mi móvil 
como un eco que se repite...

3 comentarios:

María Perlada dijo...

El tiempo pasa y no vuelve, pero la llevas en tu memoria, y sus caricias, indelebles, en tu piel, todo huele en ti... a ella... hasta los recuerdos.

Bellísimo texto, Prudencio, leerte es un placer.

Un beso.

Fanny Sinrima dijo...

El tiempo deja surcos en el rostro y entumecimiento en todo el cuerpo,el amor deja huellas en el "alma" que alimentan la vida.

Me ha gustado la emoción que sale de tus versos.
Un abrazo.

stella dijo...

Ufff, cuanto tiempo,,,,me ha alegrado mucho llegar a visitarte Prudencio, hace demasiado que no entraba y estoy visitando a algunos amigos, un abrazo
Carmen