domingo, 29 de agosto de 2010

Amor nacido

Nada como una sonrisa matinal al sol..
para ahogar la noche de los desencuentros..
para levantar sobre las nubes el horizonte..
para calmar la sangre..
para seguir la utopia de la vida
entre nuevas incomprensiones
y desafíos..
para que el amor se escabulla
entre los sentimientos
y se quede en los momentos..
como si recién... hubiera nacido.

16 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Precioso poema, completito y con musicalidad.

Aprovecho para despedirme por ocho días, tengo un trabajo pendiente de Teología y estoy atrasada. Pero regresaré y continuaré leyéndote.

Saludos cordiales.

Patricia 333 dijo...

Nada como una sonrisa matinal al sol..para ahogar la noche de los desencuentros..

Esta no es una sonrisa Matinal :)
pero seguro que no te va a caer mal

Un abrazo , cuanta Razon tienes
solo basta una linda sonrisa y Listo nos sentimos mucho mejor

Prudencio Hernández Jr dijo...

Hola Aida...
Si me enteré en tu blog..que todo sea para bien..permíteme leerte y dejarte algun comentario en tus post "viejos"..tienes mucho bueno por alli..
Gracias amiga un abrazo y hasta pronto

Prudencio Hernández Jr dijo...

Hola Patri..
Esa sonrisa al despertar..hace que los dias sean mas llevaderos..siempre encontraremos ojos como soles..para despertar sonrientes..
Gracias por tu sonrisa..siempre y a toda hora es bienvenida :-))
A sonreirrrrr!!!!!
Besotes sonrientes desde el sur

claudia dijo...

la belleza del amor recién nacido...en la sonrisa matinal. me estoy yendo a dormir pero me llevo la sonrisa de tu poema. saludos y gracias.

Ana Galindo dijo...

Si esa sonrisa sirve para que el amor se afiance, entonces bienvenido a la magia, pero si la sonrisa se presta a esconder un desecuentro...entonces querido es que ha llegado el desamor.
Un abrazo, Ana

Sirocos dijo...

Renazco a cada letra leida,
con cada palabra bebida en éste poema...
Cada mañana es un regalo, un inicio,
la vida está entre nosotros y muchas veces lo ignoramos...

La mañana nos toca la ventana hermosa, nueva, apasionante...
qué hará tú hoy?

Adoro tu Uruguay lo llevo en mis venas, soy hija de una uruguaya hermosisima.

Besos.

María dijo...

Una sonrisa al amanecer y el amanecer de una sonrisa.
Nacimientos ambos preñados de belleza, sentimientos y promesas.
Un beso desde mi sur.

MIMOSA dijo...

Mi querido amigo, ya de vuelta por aquí, pululando entre letras y bellos versos que echaba de menos.
Cada noche el cuentakilómetros marca cero y a cada nueva mañana una sonrisa al espejo, sangre nueva, renovada en el mundo de los sueños.
Besos tiernos para vos.

El Sentir del Poeta dijo...

Prudencio, es maravilloso poder despertar todos los días con una sonrisa, eso llena de energía positiva, una sonrisa no cuesta nada y puede tanto.
es un placer leerte, escribes maravilloso.
Prudencio en el blog El Sentir del Poeta hay un Mimo para ti, espero que lo aceptes con todo el cariño del Sentir del Poeta.
besitos para ti, que Dios te bendiga.

Fran dijo...

Los poetas como usted nacen todos los días porque poseen una mirada nueva

Isangel dijo...

Cuanta razon tiene... nada como una sonrisa para intentar cambiar tantas y tantas cosas....

Saludos de una nueva seguidora.

Soy beatriz dijo...

Hola Prudencio, un gusto leerte. Bello poema que refleja el día a día de un amor, de cualquier amor.
Una sonrisa por la mañana, es una bocanada de aire fresco que revitaliza el alma y el cuerpo.

No quiero dejar de agradecerte la interpretación de mi anteúltimo post. Más que intersante, hay coincidencias que son impactantes.

Un abrazo también desde el amado sur.

Beatriz

Ginebra dijo...

Nada como adentrarse y bailar con tus letras, para sentir un cálido amanecer acariciando suave la piel…

Muackss!!

Ornella dijo...

"ahogar la noche de los desencuentros"!_ quién no estuvo alguna vez por allí?_ en ese hilo que corta el silencio de tantas palabras contenidas.. que quieren salir.. pues.. que decirte compañero!!_ me ha movilizado.. buena creación.. llega, pisa fuerte.. al pie!!-- cariños

Alicia María Abatilli dijo...

Un amor que ríe al nacer, no llora porque prefiere vivir el momento.
Feliz de leerte, Prudencio.
Un saludo cordial, desde la otra orilla. (Si bien vivo en Córdoba, soy de C. del Uruguay, Entre Ríos)
Alicia