viernes, 5 de agosto de 2011

EL TIRADOR.

 Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos y 23 segundos.
Recordaba aquella calle como un suspiro en su memoria. Ínfimo recuerdo que se agrandó de repente cuando el caserón que tanto temía, aún estaba en pie mostrando sus años orgulloso y semioculto entre la arboleda que creció desenfrenada en los últimos 20 años. Silencio de recibimiento le acompañaba. Sus pasos perdieron ritmo ante el encuentro. Su mirada se deslizaba lentamente como la brisa movía las ramas de las acacias y dejaba ver las ventanas tapiadas como ausentes, las puertas oscuras como bocas retorcidas, y aquellas cúpulas inclinadas tan finas que parecían clavarse en un cielo azul perpetuo.
Se estremeció al ver una figura en la azotea, vestía aquel frac de los años 40. Fue un instante ese encuentro y le pareció tan real como sus manos, que hacían sombra sobre su rostro para enfocar más sus ojos cansados detrás de aquellos gruesos cristales de los anteojos. 
Otra vez aquella casona pasó a ser el centro de su vida. Perdida por varios años en su memoria, sumergida en la nebulosa de los recuerdos que perdían color como sus paredes. Y de repente la historia renace; un reflejo de luz llena su mano con una Magnum 44. Respira rápido entre aquellos árboles de troncos finos y copas bajas que lo protegen del tirador. Alguien en la azotea dispara y grita. Suda su mano que la ve tersa y suave. Ya nada lo detendría,  en veloz carrera entra en la mansión. La escalera de mármol blanco es sorteadas a toda velocidad. Despreocupándose de ser un blanco móvil se desliza por la azotea. Alguien de espalda a él, agazapado detrás del pretil,  apunta su arma hacia el patio. La voz de su mujer retumba llamándolo, y suena un estampido que se mezcla con horror en su mente. Presiente la muerte debajo de sus pies. No atina a moverse espera el segundo después de su desdicha. Casi ni apunta al tirador,  y su arma falla; aquel desconocido se levanta; arma en mano apunta a su cabeza y dispara. Cae por el hueco de la escalera, y amanece un día cualquiera mirando una ventana que enmarca el azul de un día hermoso. El blanco lo rodea con escalofrío, era la prolongación de su mente. No entendía, su memoria había  quedado perdida en otro tiempo. Pregunta y la respuesta es la misma: no podemos hablar. Su proceso fue corto, y todas las acusaciones fueron en su contra. Su esposa muerta y él con un intento de auto eliminación. 
Con los años fue armando su vida pero nadie escuchó su historia, nadie le creyó. La cárcel le dio resignación y vejez. Al fin la libertad y la búsqueda de repuestas. No le quedaba más que un camino para que su memoria limpiara el oprobio de una equivocación, y fue cuando encontró a ese fantasma merodeando en la  azotea. Sus manos vacías querían guiarlo, sus piernas apenas le respondían, pero logró llegar a la azotea. Todo estaba tal cual, hasta el arma que le volvió  apuntar, y hasta cuando sintió el disparo que esta vez no fallaría.

16 comentarios:

Rosana Martí dijo...

Un relato de lo más real y aterrador, he sentido esa bala en mi alma.

Un fuerte abrazo mi querido Pruden, pasa un feliz fin de semana.

MIMOSA dijo...

Leo la descripción de una escena al más puro estilo de cine negro, esa casona altiva y bullendo a la espera de los acontecimientos, esa soledad consumida entre rejas y un destino marcado.
Mientras lo leía estaba escuchando a Bebo Valdéz y Dieguito el Cigala, con su tema "Nieblas del riachelo".....lo cual ha sido una bella conjunción, texto y música acompasados.
Besos mi querido amigo y siempre un dulce abrazo cargado de todos mis mimos.

Poemas del Alma dijo...

Querido Prudencio, me dio escalofrio al leer tu impecable relato, Te felicito.
atrapa hasta el final, esta para escribir un libro.

y ahora un Span-cito


*♥♫♥**♥♫♥**♥♫♥*--*♥♫♥**♥*

┊  ♥  ★ ┊ ♥ ★ ┊
┊  ♥ ┊ ☆ ♥  ☆┊   ★┊
☆┊  ♥ Querido Prudencio ☆♥
☆★ Un amigo es como ♥♥
☆★una luz en la oscuridad┊ ☆┊
┊  ♥ ☆ ┊ Paso a saludarte! ★
★ ♥Te dejo todo mi cariño! ┊ ☆┊
☆ ┊Que Dios te bendiga┊  ☆
★ ★Besitos para ti ┊ ★ ★
☆ ┊ ☆┊que tengas un ☆♥
┊   ★ maravilloso fin ☆♥
☆┊ ♥ de semana ★☆┊♥
┊☆  ♥☆♥★ Noemi ┊★ ☆ ♥

http://www.el-sentir-del-poeta.com
http://www.poemas-delalma.com

*♥♫♥**♥♫♥**♥♫♥*--*♥♫♥**♥*

Cinarizina dijo...

Hola Prudencio, nos regalas un excelente relato, con una descriptiva inmejorable, muy bien contada la historia, sería interesante llevarla a la pantalla...te felicito con un fuerte abrazo.

Mercedes Ridocci dijo...

¡Ufff, que fuerte!

Tu texto mantiene la atención desde el principio, el corazón se va encogiendo poco a poco hasta dejarle estrujadito, pero curiosamente sumido en un respiro de paz.

Un abrazo

Mercedes

Mixha Zizek dijo...

Prudencio , estupendo texto, me quedo en tus letras,,, un excelente final... Me tuviste en tensión hasta el último, besos

Taty Cascada dijo...

Querido Prudencio:
Me gustan tus poemas, pero te siento más seguro y con más fluidez en los relatos. Algo atisbo en su construcción, que te siento deslizarte como pez en el agua, definitivamente -para mi gusto- te siento más libre en este formato. Sin lugar a dudas, sabes colocar los tiempos y tensionar los nervios de tus lectores. El final me encantó, logró el objetivo de mantener el suspenso hasta su desenlace.
Un abrazo, desde un frío Santiago de Chile.

Sneyder dijo...

Hola Prudencio. Interesante relato muy real con la tensión del suspense, me ha encantado.
Después de un mes sin visitar a los amigos espero a partir de agosto ser más constante en mis comentarios.

Un fuerte abrazo

Núria dijo...

Me ha enganchado tu relato desde el principio, pues has sabido mantener la tensión hasta el punto final.
Ha sido fácil visualizar al escena con tal precisión de detalles y emociones.
Un abrazo desde el otro lado del mar!
Núria

Elena dijo...

Hola Prudencio .
Escenificas con tal precisión , que la imaginación vuela y se mete el lector en el cuerpo del protagonista .
Sintiendo el temor y el horror , signo de buen escritor .
Me gusta tu espacio , si me lo permites , me quedo y y te sigo .
Saludos

Alicia María Abatilli dijo...

Hola Prudencio.
Sí, hay balas de las que no podemos escapar, aquellas que están destinadas para nosotros desde un principio
Un relato que te lleva a la búsqueda de otro.
Alicia

Marinel dijo...

Un ritmo trepidante.Me ha parecido ser espectadora de un suceso que no por sabido,dista de impactar en la mente y el corazón.
El final es impresionante.
Un beso.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Prudencio:

Regresó para dar por terminada una historia que había quedado en suspenso a raíz de su injusto encierro y, finalmente lo logró.

Un abrazo.

El Sentir del Poeta dijo...

Querido Prudencio, te dejo mis mejores deseos para que comiences una semana maravillosa.
besotes para ti querido amigo mio, que Dios te bendiga.

El Sentir del Poeta dijo...

Querido Prudencio, te dejo un besote y todo mi cariño, hasta el miercoles quizás no pueda entrar, tengo cosas pendientes que son importantes para mi.
Que Dios te bendiga a ti y a tu familia, se feliz amigo mio.

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Es un gran relato contado con genial maestría. Eres puro talento. ¡Felicitaciones! Saludos cordiales.